¿Cómo mejorar tus relaciones personales?

Hola a todos y bienvenidos a una nueva entrada del blog de Espacio enCalma. 

En el artículo de hoy vamos a tratar diferentes conceptos relacionados con la mejora de tus relaciones personales así como herramientas para que puedas conseguirlo. 

¿Por dónde puedo empezar a mejorar mis relaciones personales? 

Esta es una pregunta muy frecuente desde que empecé a trabajar como psicólogo. La respuesta sorprende pero sigue siendo la misma desde que por primera vez me la realizaron. 

Y la respuesta es: 

Trabajando en ti

Quizá no es la respuesta que esperabas pero es la que más éxito tiene. 

Trabajar en uno mismo se convierte en la mejor opción a la hora de tener mejores relaciones personales. Ten en cuenta que si yo no tengo una buena imagen de mi, si me critico y reprocho continuamente y estoy pensando en términos de no suficiencia y comparación siempre, cualquier persona tendrá la opción de tratarme mejor de lo que yo me trato. 

A poco que me den un pelín más de lo que me doy yo, esa persona pasará a formar parte de mi vida. 

La pregunta aquí es, ¿que me trate mejor que yo, significa que me trate bien?

(Reflexiona sobre esta pregunta el tiempo que necesites) 

Por eso, siempre que queramos mejorar nuestras relaciones tenemos que empezar por revisarnos nosotros. No es una tarea sencilla pero como te decía, es la mejor opción. 

Para ello, como casi siempre, tenemos que trabajar en nuestra autoestima y nuestro autoconcepto

¿Qué es la autoestima y el autoconcepto?

¿Y por qué es importante en las relaciones personales? 

En palabras de PaulaVicent en su libro Amar(me) define estos dos conceptos de la siguiente manera: 

El autoconcepto es la idea o imagen que tenemos de nosotros mismos. En definitiva, es la representación global que tenemos de nuestro “yo”, y que se nutre con el autoconocimiento. 

Al darnos cuenta de qué somos y cómo somos, nos damos un valor que influirá de forma directa en cuánto nos queremos, cuánta estima nos tenemos a nosotros mismos. Aquí surge la autoestima. 

La autoestima ayuda a que nos aceptemos y amemos a nosotros mismos y que valoremos nuestras cualidades. Entendiendo que existen fortalezas o virtudes y debilidades o defectos. 

Ambos válidos y necesarios de aceptar para tener una autoestima sana. 

Evalúa tus relaciones sociales

Una vez que hemos visto que el primer paso es evaluarse a sí mismo y trabajar en nuestra autoestima, estamos preparados para evaluar nuestras relaciones sociales. Para ello es fundamental tener una buena definición de cada una de las relaciones. 

¿Cómo puedo mejorar mi relación de pareja?

¿Cómo puedo mejorar mis relaciones de amistad?

¿Cómo puedo mejorar mis relaciones familiares

En definitiva, ¿Cómo puedo evaluar mis relaciones sociales? 

Todas estas preguntas se podrán contestar en la medida en la que se haga una buena definición de cada tipo de relación. 

Cada una de estas relaciones tiene características diferentes, inicios diferentes y contratos y “acuerdos” diferentes para su mantenimiento. No podemos esperar lo mismo de un amigo que de una pareja y no podemos demandar lo mismo de un familiar que de un amigo (por ponerte algunos ejemplos)

Por tanto, trabajar una buena definición de cada una de estas relaciones te ayudará a que posteriormente puedas evaluar las tuyas propias. 

Una vez evaluadas, pasa a la acción 

Si ya has conseguido realizar una definición objetiva de cada una de las distintas relaciones, te encuentras en posición de poder hacer un análisis de las tuyas propias y de esta forma poder mejorarlas. 

¿Cómo lo hacemos?

Vamos a ponernos en la situación de evaluar una relación de amistad

En este punto pueden ocurrir 3 cosas:

  • La definición objetiva que tenemos de la relación de amistad se asemeja mucho a nuestra relación de amistad. En este caso, genial. Sigue cuidando de esta relación para que te siga durando mucho tiempo 
  • La definición objetiva que tenemos de la relación de amistad no se parece a nuestra relación de amistad. En este caso, revisa los puntos que no se parecen e intenta trabajar en ellos comunicándole a la otra persona lo que percibes e intentando mejorar en aquellos aspectos que harían de vuestra relación una relación más saludable. Si la otra persona está por la labor, trabajar juntas en mejorar estos puntos
  • La definición objetiva que tenemos de la relación de amistad no se parece a nuestra relación de amistad. Pero en este caso, al comunicarlo, la otra persona no está de acuerdo en realizar ningún cambio porque no lo considera oportuno o porque dejaría de obtener el beneficio que a ti te genera un perjuicio. En este caso, tienes que poner límites en la relación y si fuera necesario terminar con ella. 

Conclusiones 

Mejorar tus relaciones de amistad no es algo complicado. El problema es que hasta ahora, el procedimiento que hemos hecho ha sido erróneo. Por eso, es importante que trabajemos de dentro hacia fuera. Aunque estemos trabajando en las relaciones sociales o de relaciones interpersonales, que pueden parecer que tengan un origen externo, todo parte de cómo te sientes y percibes a ti mismo. A partir de tener una buena relación contigo mismo, estarás preparado para tener una buena relación con los demás. Justo en ese momento estás en posición de poder evaluar tus relaciones personales, mejorarlas (siempre que nos dejen) y ser capaces de poner límites si así lo requiere la situación. 

Si quieres aprender más sobre cómo mejorar tus relaciones personales, puedes formar parte del Espacio. Durante la primera temporada de la comunidad, este será nuestro objetivo. ¡Te esperamos dentro!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.